x

Comentar




x

Recomendar esta página

Tu Nombre
  Tu Email
  Código Seguro
captcha

Nombre de tu amigo(a):   Email de tu amigo(a):   Introduce tu código seguro  

Mensaje:  

Como un pincel salió a la plaza,
así iba todos los días,
pero ésta vez era de luces,
esta vez era a lidiar un toro.

Estaba acostumbrado con su elegancia
a torear lo que por su mente pasaba,
mientras una señora, elegante y paciente,
tildaba y ponía color a lo que la vida le brindaba.

Como un pincel salió al ruedo,
dura tarea la de lidiar a un toro,
y entre el color de la plaza,
allí, una señora con rosario en mano, peineta y mantón,
al cielo estaba mirando.

No querían más heridas,
ni la señora, ni el torero, ni la amante,
pero el toro era negro,
sólo color tenía la sangre,
y en medio del ruedo, uno solo para lidiarlo todo.

Las luces se apagaron,
el día se hizo noche,
el rosario cayó al suelo
y a la plaza levantó,
para gritarle
¡ Torero !

Publicada el: Mar 19 de Abril de 2016.  Autor: The FF

Vota

Resultado

6 Votos


Compartir:

  User

  Pass
  Registrarse